El 70% de las empresas europeas ya cuentan con infraestructuras de nube híbrida. En España, el 27% de las compañías se han sumado a esta tendencia con el objetivo de aumentar la ciberseguridad, según ha revelado el estudio de Check Point Software Technologies.

El proveedor de soluciones de ciberseguridad para gobiernos y empresas Check Point Software Technologies ha completado un estudio sobre el porcentaje de empresas europeas que han planificado el despliegue de entornos de nube híbrida y lo que significa para los proveedores de servicios.

La adopción de esta infraestructura se ha llevado a cabo por motivos de seguridad, “puesto que durante el último año más del 50% de los incidentes gestionados por el equipo de respuesta ante incidentes han estado relacionados con la nube”, ha explicado Check Point en un comunicado.

Además, la implantación de la nube híbrida supone un paso más, mediante la creación de entornos con un nivel determinado de interoperabilidad y gestión integrada.

El sistema de nube híbrida ha permitido que la normativa cloud en Europa se unifique. De esta manera, las empresas han podido instalar sus nubes en localizaciones geográficas distintas.

El 70% de las empresas europeas han instalado esta infraestructura y España cuenta con un 27% de compañías que gestionan sus datos a través de una nube híbrida, según el informe de la compañía.

El camino al entorno cloud

De forma paralela, Check Point ha mostrado que se ha producido un aumento de los ataques multivectoriales contra los flujos de trabajo y las aplicaciones en entornos virtuales, así como los secuestros de cuentas.

Según la investigación de la compañía, la mitad de las brechas en aplicaciones SaaS corporativas son el resultado de robos de credenciales a partir de los que introducir virus en la nube.

“La seguridad se relaciona con frecuencia con una barrera para la adopción del cloud empresarial. La realidad es muy distinta: actualmente la inversión en seguridad es uno de los mejores indicadores de crecimiento económico” ha apostillado el director del equipo de Seguridad cloud de Check Point, Javier Hijas.

La compañía ha desarrollado servicios con los que “identifica y bloquea a los ciberdelincuentes o estafadores que intentan acceder a las cuentas SaaS, e impide el paso a usuarios no autorizados y a dispositivos comprometidos”, como el servicio Identity Protection con tecnología ID-Guard™ (patente en trámite).

La protección de datos “fuerza automáticamente el cifrado de datos sensibles, bloquea y pone en cuarentena el uso compartido no autorizado de archivos confidenciales”, ha explicado.